Es una palanca que acciona la cerradura para abrir puertas y ventanas. Su función es muy simple pero muy necesaria para mantener una puerta cerrada, se instala mediante tirafondos.

Hay diferentes tipos, con placa, compuesta por una placa alargada y la manivela. La otra variedad es la roseta que tiene una base pequeña ya sea redonda o cuadrada.

Pueden tener condenas, para cuarto de baño o cierre de seguridad, por ejemplo. La instalación consiste en meter el cuadradillo, hierro de unión entre las dos manillas, en el agujero de la puerta y poner los los tirafondos de sujeción donde correspondan. A veces traen unos tornillos pasantes como sujeciones hacia la puerta. 

Manilla