Es un tapiz de poliéster, de forma circular o cuadrada, que se pone entre el suelo y la piscina. El poliéster es una fibra artificial compuesta por carbón y productos petrolíferos, muy resistente al sol, que no se arruga, ni encoge. Se presenta en una pieza o desmontable.

Su función es proteger el fondo de la piscina de las partículas que se encuentran en el suelo, de modo que evita que sufra daños y se pinche. Este sistema alarga la vida de las piscinas.

Manta de piscina