Es una pieza confeccionada con fibras textiles poco elaboradas para abaratar costes de producción. Puede fabricarse en otros materiales, como la fibra de vidrio, como protección contra las salpiduras producidas durante el proceso de soldadura.

Es empleada en el transporte y la mudanza de objetos con superficies delicadas. El objetivo es evitar golpes, arañazos y otros posibles daños derivados de la manipulación y el desplazamiento de esos elementos. También se utiliza para cubrir objetos o muebles durante reformas.

Manta de protección