Producto de droguería en formato de rotulador con una punta recortada y reforzada. Se utiliza para blanquear las uniones entre los azulejos de baños, cocinas o lavaderos, y sirve para paredes y suelos. Proporciona un mejor acabado a las que se han ennegrecido por la humedad o se han descolorido. Además, previene la aparición de moho.

Para su aplicación, debe prepararse la superficie limpiando las juntas con un producto específico y rellenarse con masilla si fuese necesario. Es necesario agitar el producto con el tapón puesto y presionar varias veces para alcanzar el flujo de producto apropiado. Se aplica inclinando la punta hacia abajo y, en zonas verticales, de abajo arriba. Esperar una hora y volver a aplicarlo supone un mejor resultado. Hay que aguardar doce horas para que el secado tenga resistencia al agua.

Marcador de juntas