Es una pieza rectangular que puede ser de madera o metacrilato transparente. Tiene una pequeñas bisagras en los extremos que permiten ajustar en la parte trasera una imagen impresa en papel, de manera que queda protegida. Para su colocación, dispone de un sistema para colgarlo a una pared. Se utiliza para decorar las estancias con fotografías o láminas de diferentes motivos.

Existen en multitud de medidas, dependiendo del tamaño de la imagen que quieras enmarcar. Su instalación es muy sencilla y, debido a su peso ligero, es fácil colgarlo con sistemas que no aceptan grandes cargas, como las cintas tipo velcro, que soportan hasta 3 kg por tira utilizada. También puedes colocarlo con una hembrilla o cuelgacuadros.

Marco clip