Es una pieza cuadrada que sirve de unión entre una arqueta y su tapa. Está fabricado en plástico, polipropileno, con refuerzos perimetrales exteriores que garantizan su resistencia. Se presenta en varias medidas, como 30x30, 40x40 o 55x55.

Para colocarlo, se encaja sobre una arqueta prefabricada, de plástico u hormigón o una arqueta fabricada con ladrillos y mortero, de tal manera que la cara interna de dicha arqueta quede a nivel con el marco. Se recubre con mortero para que quede perfectamente fijado. Una vez colocado el marco, se pone la tapa de la arqueta. Se puede combinar con tapas de polipropileno, fundición o rejillas de alcantarilla.

Marco de arqueta