Es una herramienta neumática, es decir, de activación mediante aire a presión con el uso de un compresor. Funciona mediante un pistón que activa el aire a presión y que le imprime su principal característica, la capacidad de percutir. Es importante comprobar el caudal en litros por minutos (l/m) que necesita para su utilización, así como la presión.

Se utiliza para picar en piedra, hormigón o ladrillo, lo que permite quitar alicatados y otros elementos constructivos. Los principales repuestos y consumibles para su uso son los muelles necesarios, así como los diversos cinceles, que acaban en pico o en pala, entre otros.

Martillo neumático