Es un material de relleno que se utiliza para dotar a la superficie de una correcta y perfecta planitud. Además sirve para juntas y grietas producidas en el yeso, en juntas de zócalos, rodapiés, fisuras, abolladuras e imperfecciones que pueda contener la superficie. La masilla es un compuesto cuya única función es rellenar y reparar, por lo que es útil para sellar ventanas a paredes o elementos de obra que requieran algo de elasticidad.

Tiene la capacidad de estirarse bajo cualquier tipo de presión y después volver a su lugar de origen.

La gran mayoría suele ser pintable para que tenga un acabado homogéneo, siempre que sea a base de agua la pintura. Se suele utilizar para uso doméstico y también para uso exterior. De rápido secado, normalmente se utiliza con pistola de silicona.

Masilla acrílica