Producto sellador compuesto por una resina llamada mástique y componentes poliméricos que, al amasarse, es capaz de secarse incluso bajo el agua. Una vez seco adquiere gran dureza y resistencia a la humedad y a agentes externos. Se utiliza para el sellado de fugas de agua en tuberías de diferentes diámetros y materiales.

Para su uso es necesario seguir medidas de protección, como guantes y gafas, para evitar irritaciones o reacciones alérgicas. Se corta un pedazo de la masilla y se amasa con las manos durante un tiempo hasta que su color sea uniforme. Después, se aplica moldeando sobre la zona de la fuga que se quiere sellar.

Masilla antifugas