Es una pasta de secado rápido. Está compuesta por arcilla y diferentes aceites, lo que permite que repela el agua. Se envasa al vacío para que no pierda sus propiedades.

Sirve para realizar juntas o sellar sanitarios, ventanas o diferentes tipos de tuberías. Para su utilización, se limpia la zona donde se quiere aplicar el producto, se toma un pequeño trozo de masa y se moldea con las manos hasta conseguir una pieza alargada, que debe colocarse sobre la junta. Se retira el sobrante y se deja secar.

Masilla de fontanero