Es un tablero compuesto por fibras de madera encoladas a alta presión. Tiene baja resistencia a la humedad, aunque puede encontrarse con tratamientos hidrófugos.

Es un material que se puede fresar con facilidad y es muy utilizado en el mundo de la carpintería interior. Admite muy bien el pintado o lacado, aunque previamente hay que aplicar una imprimación y lijar para tener un acabado fino y sedoso. Para cortar este material a nivel usuario, sirve con una sierra de calar o sierra circular.

MDF