Pieza con forma circular fabricada a partir de fibras de vidrio y de algodón. Va enfundada en un aro con unos pivotes metálicos. La parte inferior se baña en la parafina de una estufa. El combustible es consumido por toda la mecha hasta la parte superior, donde se genera la llama.

Garantiza un uso prolongado de la estufa. No debe encenderse una mecha nueva hasta que todas las fibras se hayan impregnado de combustible ya que, si no, podría estropearse. Cuando termina de usarse la estufa, se recomienda que el resto de combustible se queme hasta apagarse y así no resecar la mecha, que podría quedar inservible para la siguiente temporada. Existe un modelo para varias estufas de parafina.

Mecha de estufa de parafina