Es una herramienta eléctrica de pequeño formato, con una empuñadura recta para su sujeción y un disco de corte en su extremo. Se conecta a la red eléctrica con un cable y se enciende a través de un interruptor. Encima de la cuchilla se ubica un protector de seguridad que, al ser apoyado en una superficie, permite realizar hendiduras. El disco se sustituye extrayendo un tornillo mediante un destornillador.

Al conectar la máquina, la sierra gira a gran velocidad, de modo que realiza un corte limpio y preciso. Se emplea en materiales como madera, plástico, fibra de vidrio, láminas metalizadas o cartón. Efectúa incisiones rectas y en curva según se mueva la mano y penetra en el material un máximo de 4 o 5 mm. Se utiliza para realizar maquetas en modelismo, en marquetería y en proyectos de pequeña escala.

Microcortadora