Es un aparato electrónico con un chasis de aluminio. Su función es transformar la corriente continua generada por las placas solares, en corriente alterna para disponer de electricidad en la vivienda o el negocio. Los microinversores son de un menor tamaño que los inversores convencionales. Hay modelos que pueden controlar dos placas al mismo tiempo.

Una de las ventajas de este aparato es que controla la zona de sombra de las placas. Una pequeña sombra sobre la placa hace reducir la capacidad productora de toda ella, por lo que puede adaptarla para evitar que baje el rendimiento.

Microinversor fotovoltaico