Es un útil que se compone de una lámina longitudinal de metal, dentada por ambos lados, y un mango. Los dientes se reparten entre cortos y largos. Cuenta en su extremo con una punta afilada.

Sirve para cortar materiales y hacer orificios en yeso. Para usarlo, se practica un agujero con la punta en la superficie que desea trabajarse y se inserta la herramienta. Como la hoja es flexible, se emplea para hacer aberturas tanto rectas como redondeadas.

Miniserrucho