Es una herramienta de mano eléctrica. Posee una carcasa exterior de forma cilíndrica, fabricada en plástico o fibra, que protege el motor central y el resto de piezas metálicas. Junto al motor se encuentra un ventilador que permite su refrigeración y, conectado a ambos, el eje central que llega hasta el exterior, donde se acoplan todos los accesorios. Incluye un regulador de velocidad en la parte trasera, con un botón de plástico en la carcasa.

Es especial para trabajos precisos o en lugares de difícil acceso. Su reducido tamaño y la incorporación de una batería interna permiten usarlo con una sola mano en cualquier situación. Debido a su versatilidad, se utiliza para tareas diferentes con sus respectivos accesorios, como el fresado de madera, el corte de yeso, metal o plástico, las perforaciones con brocas, el pulido o el lijado.

Minitaladro