Es un material transpirable y de alta resistencia compuesto de resinas acrílicas y pigmentos. Puede presentar dos acabados: grueso y fino.

Se utiliza como revestimiento e impermeabilización de las paredes tanto de espacios interiores como de fachadas exteriores. Para su utilización se necesitan complementos como brochas, rodillos o pistola de proyección.

Mortero acrílico