Es una mezcla de ligantes hidráulicos, resinas sintéticas y cargas minerales que permite impermeabilizar juntas de suelos y paredes en distintos materiales, como porcelánico, mármol o piedra natural. Es hidrófugo, así que sirve para rellenar las juntas de lugares que tienen humedad o contacto con agua, ya sea permanente u ocasional.

Es necesario revisar que los soportes en los que se use estén limpios y desengrasados para asegurar su correcta adherencia. Después, se realiza en un recipiente limpio la mezcla de mortero y agua indicada por el fabricante y se deja reposar el tiempo establecido. Tras aplicarlo con ayuda de una espátula, se limpian las juntas del revestimiento con ayuda de una esponja húmeda cuando se esté produciendo el fraguado, así como la herramienta empleada.

Mortero para juntas blancas impermeable