Es un compuesto que funciona para unir piezas aptas para soportar altas temperaturas como ladrillos y losetas refractarias. Se utiliza para la construcción de barbacoas, chimeneas, hornos de leña y cocinas de carbón y leña.

Para que el preparado esté listo para el uso simplemente se debe añadir agua fría y mezclar bien. Una vez seco soporta la tensión que generan las altas temperaturas al dilatar los ladrillos sin que estos se despeguen.

Mortero refractario