Se trata de una pieza de mobiliario específica para el cuarto de baño que permite instalar una pila, un grifo y un desagüe, aparte de incluir un espacio con baldas, puertas o cajones. Puede tener patas apoyadas en el suelo, sostenerse en un zócalo o instalarse suspendido en la pared. Asimismo, se presenta en diferentes colores, materiales y acabados.

Sus funciones son mantener la higiene, particularmente de la cara y las manos, habilitar espacio de almacenaje y decorar la estancia.

Mueble de lavabo