Es un aplique con forma cilíndrica de acero inoxidable, acero cromado o aluminio que se incluye en el mueble de baño y permite guardar el secador del pelo mientras no se está utilizando. La forma varía según el modelo, los hay en forma de espiral (que cubren todo el conducto) y en forma de anilla (que únicamente sujetan el cuerpo).

Se puede fijar de diferentes maneras al mueble, ya sea mediante adhesivo, ventosa o con perforación. Está diseñado para que el usuario pueda dejar el conducto de aire caliente dentro y coger el secador directamente del mango evitando quemarse. 

Mueble portasecador