Es un elemento de mucha elasticidad, capaz de almacenar energía y desprenderse de ella sin sufrir ningún tipo de deformación una vez deja de ejercer fuerza o tensión. Los hay de formas y tamaños muy diversos.

Se fabrican con materiales como el acero de carbono, acero inoxidable, acero al cromo-silicio, cromo vanadio, bronce o plástico.

Su principal uso y para lo que está diseñado es para ofrecer resistencia o amortiguar. Tiene gran cantidad de aplicaciones en el uso cotidiano, como pueden ser cables de conexión, sillas plegables, para herramientas especiales, amortiguadores de automóviles, etc. En función de la fuerza y tensión que puedan soportar o ejercer, puedes encontrar distinto tipo de muelle, de tracción y de compresión.

Muelle