Es un objeto que acumula energía, al igual que un muelle de compresión, pero que al contrario que estos, somete al muelle a una fuerza de tensión.
Se usan para que un cuerpo u objeto sometido a dos fuerzas opuestas vuelva a su posición natural, de ahí que se coloquen en infinidad de maquinarias industriales, en camas elásticas, somiers, componentes de seguridad para ascensores o muebles metálicos.

Los materiales usados para la fabricación del muelle de tracción son el acero al carbono, acero inoxidable o acero galvanizado. Este muelle por lo general lleva ganchos, mordazas o zapatas en los extremos para así facilitar su colocación.

Muelle de tracción