Es una herramienta eléctrica, con cable o batería, que permite trabajar en lugares a los que otras máquinas no llegan. Dispone de accesorios de enganche universal con los que se realizan pequeños trabajos de bricolaje. Se sujetan, en función del modelo, con una llave allen o inglesa o una palanca que se aprieta con la mano.

Está indicada para realizar detalles en lugares pequeños, como cortar las jambas de una puerta al colocar suelo laminado sobre el existente, lijar una mesita de noche o rascar pintura de un cabecero. La función de corte se usa en metal, madera, placas de cartón yeso, plástico y cerámica, y los accesorios con forma rectangular, semicircular y circular facilitan el acceso a lugares complicados. Para el lijado y desbaste, se acopla una base metálica en la que se pegan con velcro las hojas de lija según el material y el grosor elegidos. En cuanto al rascado, gracias a un accesorio con forma de espátula, puede retirarse pintura o suciedad de diversas superficies.

Multiherramienta