Es la acción de poner una superficie en una perfecta posición vertical u horizontal. Para ello se usa una herramienta de medición llamada nivel. Los dos tipos más comunes son el de burbuja y el láser. El nivel de burbuja posee un pequeño tubo transparente, fabricado en plástico o cristal, lleno de líquido con una burbuja de aire en el interior. Ya sea para mediciones horizontales o verticales, la burbuja debe encontrarse justo en el centro para que esté a nivel.

El nivel de láser emite una luz de color llamativo que se proyecta en la superficie. Su núcleo es una cabeza rotatoria con un espejo ajustable mediante tornillos o ingrávida con un solo eje central para los modelos autonivelantes. A diferencia de los de burbuja o los ajustables mediante tornillo, los autonivelantes no necesitan que el usuario los ajuste, ya que marcan automáticamente la medida colocados en un trípode.

Nivelar