Es un colorante líquido o en polvo que se extrae de la cáscara de nuez. Se utiliza para teñir en diferentes tonos de color nogal la madera natural. También, como sustituto de la tinta china. Es un tinte muy usado para manualidades y para envejecer muebles.

El procedimiento para preparar el tinte en polvo es sencillo. Se calienta agua, la cantidad necesaria para teñir la superficie que quieras, te recomiendo que hagas cantidad de más, ya que volver a conseguir el mismo tono será un poco complicado. El agua tiene que estar tibia, no hace falta hervirla. Se va añadiendo poco a poco a cucharadas la nogalina y se mezcla para que no queden grumos. No hay cantidades estipuladas, según el tono que quieras conseguir tendrás que agregar más nogalina o más agua. Te recomiendo que vayas probando en un trozo de madera para ver el tono que vas obteniendo. Ten en cuenta que una vez seco el tinte quedará un tono más claro. Después debes dejar enfriar el tinte conseguido antes de aplicarlo en la madera, para que no se dilate con el calor del líquido.

Para poder aplicarlo la madera tiene que estar libre de cualquier tipo de barniz o cera, incluso si es necesario puedes decaparla antes. Aplica el tinte con una brocha o con una muñequilla de algodónelimina el exceso de tinte y las burbujas con un trapo blanco y deja secar. Una vez conseguido el tono deseado, aplica un barniz o una cera a la superficie para protegerla.

Nogalina