Es un accesorio con forma circular diseñado para fijarlo a una tela o visillo, convirtiéndolo en una cortina. Se fabrica en distintos materiales tales como metal, latón o acero y se compone de dos piezas que se insertan una en la otra. En algunos modelos ya vienen insertados, de modo que se facilita su disposición en las barras diseñadas para tal fin.

Para su colocación, es necesario hacer una hendidura en la tela que vaya a utilizarse y presionar por ambos lados cada una de las piezas. No es necesario coser. En caso de necesitar reemplazarlo, el sistema de instalación permite que el proceso sea sencillo.

Ojal