Es un complemento que sirve para separar los diferentes tipos de zapatos y mantenerlos protegidos. Está formado por varios compartimentos que reparte el calzado para que sea más fácil de encontrar y ver a primera vista.

Los hay en varios colores y formas y normalmente está fabricado en tejido textil, aunque puede fabricarse en  PVC  o plástico. Se suele colocar dentro del armario colgado de una barra aunque también puede situarse a la vista en estancias dedicadas a la organización del vestuario, como, por ejemplo, los vestidores.

Organizador de zapatos