Acción de colocar de forma ordenada y bajo un criterio predefinido una serie de objetos que necesitan ser almacenados de modo que puedan ser identificados cómodamente para su uso. Se puede organizar siguiendo criterios como el tipo de objeto, el color o la forma, la temporalidad.

Los elementos con necesidad de organización pueden ser de naturalezas muy diversas. Destacan las prendas de vestir, ropa de cama o toallas, que son ordenados en armarios roperos. El menaje de cocina es almacenado en muebles con cajones y espacios adecuados a cada utensilio. En las habitaciones de estudio u oficinas se usan estanterías para colocar libros y documentos. En los garajes, despensas o talleres, se utilizan armarios despenseros, estanterías utilitarias, gavetas y cajoneras para el almacenamiento de herramientas o productos de limpieza.

Organizar