Es una herramienta básica para trabajos de albañilería, ya sean profesionales o para pequeñas obras en el hogar.

Se utilizan para mezclar materiales y aplicarlo en las superficies, ya sea directamente o utilizando una llana. También sirve para colocar yeso en los muros o quitar sobrantes. Se compone de una hoja metálica y una espiga con un mango de madera o de plástico resistente.

Se utiliza para mezclar morteros, amasar materiales, como yeso y escayola y aplicar sobre diferentes soportes como paredes, ladrillos o baldosas. Se recomienda utilizar paletas más grandes y de espiga larga, ya que facilitará la mezcla y permitirá colocar mayor cantidad de mezcla cada vez. Si por el contrario, lo utilizas para enlucir, se utilizan paletas de hoja pequeña con acabado curvo o en punta y espiga corta.

Paleta