El palote es una herramienta de jardinería y huerto que resulta muy útil en infinidad de tareas: para levantar o perfilar el césped, para hacer zanjas, para remover la tierra, para transplantar.

Consta de una pala y un mango. La pala es de acero de diverso color, normalmente plateado, negro o verde, y de unos 28 cm de largo, lo que la hace muy apropiada también para voltear la tierra en el huerto. Es de poca curva y se trabaja muy bien hincándola y presionando con uno de los pies hasta que penetra en la tierra. El mango es largo y suele ser de madera de haya, aunque también hay palotes con mango bimateria.

Palote de jardinería