Es una superficie compuesta por una lámina reflectante, un material aislante y un material adhesivo por la cara posterior. Se presenta en formato rollo y en lámina, en función de las necesidades y las medidas. Se coloca en la parte posterior de un radiador para mejorar su rendimiento.

Es una forma de mejorar el sistema de calefacción. Para instalarlo no se necesitan herramientas especiales. Se pone en la pared dejando la parte reflectante de cara al radiador. Evita que el calor que desprende se emita a la pared, por lo que consigue un rendimiento superior.

Panel reflectante para radiador