Panel de diferentes medidas y composición muy utilizado en la construcción, para el aislamiento de las cubiertas. Recibe el nombre de sándwich porque consta de tres partes, una interior decorativa, otra exterior que sirve de base para el remate de los tejados, y una intermedia de material aislante, normalmente poliestireno extruido. A mayor grosor de la capa intermedia, mayor aislamiento, lo que ahorrá mucho en calefacción y aire acondicionado. Estos paneles conforman estructuras muy estables, de menor peso que las construcciones de obra, como el hormigón o las bovedillas cerámicas. Además, son transitables y ahorran mucho tiempo de mano de obra.

La capa interior es la más fina y suele ser de placas de cartón yeso pintables o de madera, imitación de friso machihembrado. La exterior es una capa de planchas de aglomerado hidrófugo de entre 16 y 19 mm. La capa intermedia de aislamiento oscila entre los 40 y hasta los 220 mm de espesor. Existen paneles sándwich de chapa galvanizada en las capas exteriores, muy útil para naves, garajes o pérgolas. También de materiales plásticos, con imitación de tejas u otros materiales, útiles para pérgolas o pequeñas construcciones.

Panel sándwich