Es un tipo de mortero indicado para eliminar las irregularidades en el pavimento y conseguir de esta manera suelos lisos y horizontales. El objetivo de conseguir esta regularidad es instalar moqueta, cerámica, suelo laminado o suelo vinílico. Este tipo de pastas admiten espesores de entre 1 y 10 mm.

Se aplica mezclando el mortero con agua y se amasa o bate con varilla mezcladora. Después de que repose 2 minutos se vuelve a batir y se vierte esta mezcla en el suelo extendiéndolo con una llana. Es posible aplicar una segunda capa, siempre que se haya secado ligeramente la primera. 

Pasta niveladora