Es una pieza que eleva los muebles respecto al suelo, ya sea por funcionalidad o por estética. Se puede elegir fija, extensible o plegable, según el uso que se necesite. Tiene un fácil montaje, dado que solo tienen que emplearse unos tornillos para su fijación.

Las patas de madera aportan calidez y, si son para un mueble de madera y se quiere conservar ese material tan noble, servirá de gran ayuda. Las de metal tienen la ventaja de la dureza y se pueden encontrar en infinidad de colores y de acabados. Las extensibles se suelen emplear principalmente para mesas y de esta manera se puede variar la altura de una manera fácil y sencilla.

Las patas plegables tienen la ventaja de que no es necesario desmontarlas si se quiere plegar la mesa. Solo se debe apretar el pulsador que impide que se plieguen accidentalmente y en pocos segundos se pueden plegar 90º para un fácil almacenaje.

Pata