Es un elemento metálico utilizado para la elaboración de una estructura, junto con perfiles primarios y secundarios, que servirá de apoyo a la placas de un techo desmontable.

Tiene forma de L y su tamaño habitual es de tres metros de longitud. Este perfil se coloca en la pared, en el perímetro de la estancia en la que se va a instalar el techo desmontable, justo a la altura que se desea tenga el nuevo techo. Una vez instalado sirve de apoyo al resto de perfiles utilizados en la instalación de este tipo de techos.

La parte del perfil que queda a la vista suele ser de color blanco, aunque existen perfiles angulares de otros colores. Debe tener el mismo color que el resto de los perfiles.

Perfil angular para techo desmontable