Es una pieza translúcida con forma de H, es decir, con una ranura a cada lado. Está fabricado en policarbonato porque es un material resistente a la intemperie y a su vez es semiflexible, lo que facilita el proceso de montaje e instalación.

Sirve para unir las placas de policarbonato entre sí. Las placas se introducen a presión, una por cada lado del perfil. Deben dejarse algunos milímetros de separación para evitar que con el tiempo se deformen por la dilatación. Es recomendable también la fijación con tornillos para ofrecer mayor seguridad.

Perfil en H de policarbonato