Es un accesorio de acero galvanizado que se utiliza para crear la estructura metálica a la que se atornillan las placas de cartón yeso para dar lugar a un techo continuo.

Se presenta en una longitud habitual de tres metros de largo y tiene forma de U. Para su colocación se encaja en un perfil con forma de sierra o se utilizan otras piezas con la misma forma que el interior de este perfil, para que encaje a la perfección. A estas se le atornillan varillas rocadas que lo sostienen al techo original. Se coloca un perfil para techo continuo cada 40 cm, de forma paralela unos a otros.

Los extremos de este perfil van apoyados sobre otro perfil con forma de L que se coloca en el perímetro de la habitación a la altura a la que se quiere dejar el nuevo techo.

Perfil para techo continuo