Es una roca de silicato con un alto contenido en sílice que ha sido sometida a un proceso térmico. Es tratada a temperaturas superiores a 800º, de modo que provoca que sus partículas se expandan y den lugar a un material con apariencia de bolitas de poliestireno. Es inerte, ligera, muy porosa, no absorbe demasiada agua y se mantiene sin cambios con el tiempo.

Se utiliza en jardinería como componente de sustratos especiales, ya que ayuda a mejorar la aireación y a aumentar la humedad, lo que beneficia el crecimiento de las raíces. En principio fue pensada para su uso en construcción, para fabricar morteros aligerados. Para emplearla, se mezcla un 10% de perlita con el sustrato o la tierra para aligerarla y evitar que se apelmace o endurezca. De esta manera, se mejora el drenaje de las plantas.

Perlita