Es un dispositivo que se utiliza para cerrar con seguridad una puerta que se desliza de manera horizontal. Consta de dos piezas. Una de ellas es una base que puede atornillarse a la puerta y de la que sale una pieza móvil, normalmente remachada a la base, rematada en forma de gancho.

La otra pieza está compuesta por una base que se atornilla al marco de la puerta y un saliente donde se queda enganchada la pieza anterior.

Pestillo para puerta corredera