Es un accesorio compuesto por un soporte con una pletina movible y un tope en su extremo. Está provisto de dos pletinas de diferente tamaño para su encaje. La parte movible se coloca en una puerta o una ventana, mientras que la otra se pone en el marco. Disponen de orificios redondos para su fijación.

Sirve para cerrar una puerta o una ventana, tanto batiente como corredera. La pestillera más ancha se utiliza en el caso de que se requiera mayor distancia para su instalación.

Pestillo reversible