Es una pasta de color blanco fabricada a base de arcilla que tiene un alto poder desincrustante. Se utiliza en la higiene de multitud de productos, como metal, vitrocerámica, aluminio, PVC o cerámica.

Limpia, desengrasa y pule. Para su aplicación, se humedece con agua la esponja que incluye, se frota sobre la piedra y se restriega sobre el objeto del que desea retirarse la suciedad. Después, se enjuaga con una bayeta de microfibra y agua limpia.

Piedra de limpieza