Pieza metálica rectangular que es hueca en su interior y tiene dos hendiduras en los extremos. Es útil para alargar y unir rieles hasta obtener la medida deseada.

Los rieles se introducen por cada uno de los extremos, de modo que quedan juntos por la parte superior. Esto permite una continuidad en los rieles, de forma que las correderas se deslizan de uno a otro sin ningún obstáculo. Una vez hechos los empalmes, se atornillan los rieles al techo con unas piezas adicionales.

Pieza de unión de riel