Es una batería compuesta de una celda seca. Mide 50 mm de largo y 26,2 mm de diámetro. Tiene más capacidad de almacenaje, por lo que está preparada para un mayor uso diario que otras similares como la AA o la AAA. Existen varios tipos en función de su composición, como la alcalina, que es la más común; la de litio, que dura hasta un 80% más que la anterior; y la recargable de níquel-metal hidruro.

Se utiliza para alimentar aparatos electrónicos de uso continuo como linternas, radios portátiles, relojes despertadores, reproductores de CD o juguetes, entre otros dispositivos.

Pila LR14 C