Es un utensilio que consiste en un mango y un cabezal con cerdas situado en un extremo. El mango se fabrica en plástico o en madera barnizada y su tamaño varía. Las cerdas son naturales, de nailon, plásticas o de pelo de diferentes grosores.

Sirve para pintar paredes, madera, hierro, óleos o cuadros, entre otros. En función del trabajo al que se destine, puede ser para pintura plástica o al agua como la de pared, para pintura sintética o al disolvente como la de hierro o antióxido, para trabajos manuales y obras de arte.

Pincel