Fluido decorativo acuoso en el que se ha reducido la cantidad de solventes empleados durante su fabricación y aplicación y se han sustituido por agua. Al haber menos solventes, o sustancias que pueden disolver, el espacio de trabajo es más seguro para la salud y para el medioambiente. Existe en diferentes colores y tonalidades.

Aporta tanto luminosidad como brillo. Puede aplicarse sobre cualquier tipo de superficie o material, poroso y no poroso, incluido el hierro, pues algunos tipos están preparados con antioxidantes. Desprende poco olor, ofrece secado rápido y es lavable.

Pintura al agua metalizada