Pintura que en la resina soporte incorpora microesferas de cerámica o de vidrio, cuya conductividad térmica es muy baja. Por ello, tras su aplicación, constituye una barrera contra el calor y el sonido, de modo que elimina las posibles pérdidas de calor y aísla acústicamente la superficie pintada.

Debido a su composición, sirve como aislante térmico en el interior de viviendas. Se utiliza en espacios en los que exista elevada condensación o proliferación de moho por humedad. Se aplica como cualquier otro tipo de pintura. No obstante, a mayor número de capas, se incrementa su capacidad aislante. Puede ejercer de acabado final si se desea un color blanco o pintarse para que el resultado tenga otras tonalidades.

Pintura anticondensación