Es un esmalte de efecto metalizado para paredes, con la que decorar cualquier estancia de tu casa. Es una tendencia decorativa para espacios modernos o clásicos, en la que podrás destacar cualquier pared combinándola con otras pinturas lisas.

Antes de comenzar es necesario que prepares la superficie, tapa las pequeñas imperfecciones con masilla para paredes, deja secar y pasa un taco de lija. Tapa todo lo que no quieres pintar con cintar de carrocero, papel o plástico. Aplica una capa de imprimación y deja secar 6 horas.

Mezcla la base, con el colorante elegido, con la ayuda de una espátula. Aplica una primera capa con una paletina plana de forma irregular y en diferentes direcciones extendiendo bien la pintura, deja secar 6 horas. Aplica una segunda capa por zonas yaplasta con una llana antes de que se seque, para que el efecto quede más liso. Una vez acabado limpia los utensilios con agua.

Pintura efecto metal