Es un color decorativo con efecto brillante ya que contiene purpurina. Su función es dar más luminosidad a las paredes, con un tipo de pintura mate, lisa y lavable. 

Es necesario preparar la superficie para que no tenga restos de polvo o grasa. Tapa las partes que no quieres pintar con cinta de carrocero, papel o plástico. En caso de que tengas imperfecciones aplica masilla, lija y aplica una capa de pintura blanca o imprimación universal.

Mezcla bien el contenido con la ayuda de una espátula y aplica la pintura con un rodillo de pelo semilargo. Realiza movimientos cruzados de izquierda a derecha y de arriba abajo. Deja secar y aplica una segunda capa, si es necesario. Los utensilios utilizados se limpian con agua.

Pintura efecto purpurina