Es un color con efecto rústico para pintar. Se presenta en una pasta que al aplicarlo forma un relieve que dependerá del grueso de pasta que apliques. Se puede usar sobre pared lisa o sobre gotelé y te ofrece una decoración rústica en cualquier estancia de tu casa. Crea un efecto con imperfecciones que, combinado con paredes lisas, dan un aire a las antiguas casas de campo.

Antes de aplicarlo debes proteger la superficie que no deseas enmasillar con cinta de carrocero, papel o plástico. Extiende el producto con la llana de plástico repartiendo de forman irregular por toda la superficie. Una vez seco, le puedes dar el color que más te guste. Para finalizar se puede aplicar encima una cera, creando un acabado satinado y lavable o veladura, para suavizar el acabado.

Pintura efecto rústico